Y ahora veo, el camino sin nieve

 

No sé cómo entraste.
No sé cómo hallaste
la llave que escondí
y de la que el escondite olvidé.

No sé cómo quitaste;
el cemento que volvía opaca
la cerradura de mi puerta,
esa, que conduce a mis secretos.

No sé cómo giraste
el pomo, decorado de vidrios
afilados y punzantes; sin cortarte,
o quizás lo hiciste y no te importó.

No sé cómo te colaste
en mi interior congelado;
pero en tu recorrer de mis pasillos
ocultos, todo se descongeló.

Y ahora
veo
el camino
sin nieve.

Nieves Ardite G.

Foto de Nieves Ardite García.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s